Por el Parque Natural El Valle

Centro de Visitantes El Valle

El centro ofrece información sobre el entorno y muestra los principales valores de la flora, fauna y geología del parque, así como los fósiles marinos descubiertos en dicha zona. Dispone de un servicio de visitas guiadas con cuatro recorridos (tres exteriores y uno en el propio Centro).

Centro de Recuperación de Fauna

El Valle, declarado Zona de Especial Protección para la Aves, cuenta con un centro de recuperación de aves rapaces y especies protegidas, desde el que se controla, investiga y se da tratamiento a los ejemplares de fauna silvestre que se han visto dañados o amenazados en sus hábitats. Muy cerca del Centro se encuentran el Arboretum, un antiguo vivero forestal, hoy convertido en un jardín botánico que permite conocer la diversidad vegetal de todas las regiones climáticas del planeta.

Centro de Visitantes San Antonio El Pobre

La paz y la soledad de estos parajes atrajeron a los eremitas desde los albores de la Edad Media. La ermita de San Antonio, hoy Centro de visitantes, recibe su nombre de San Antonio Abad, fundador de la vida eremítica. Allí podemos ver la cueva horadada en la montaña que dio cobijo al ermitaño Juan el Pobre en el siglo XVI que originó la construcción de la ermita barroca en 1735.

Muy cerca se halla el convento de Santa Catalina del Monte, un conjunto arquitectónico que comprende el convento franciscano, el Palacio Episcopal de verano, jardín y huerto. 

Centro de Visitantes de La Luz

El lugar acoge una exposición permanente dedicada al conocimento de la cultura íbera (ritos funerarios y cultos religiosos), a la amplia tradición religiosa de la zona reflejada en el mundo de los ermitaños y los conventos, y un espacio dedicado a la gran tradición montañera murciana -con espectaculares vistas desde sus terrazas panorámicas-, y un servicio de cafetería.

En este enclave se hallan los restos arqueológicos íberos de un templo íbero dedicado a la diosa Deméter, los restos de la torre del Castillo árabe de La Luz, del siglo XII, que ocupaba casi todo el cerro y el Monasterio de La Luz, construido con la finalidad de reunir en un cenobio común a los anacoretas que vivían dispersos por sus inmediaciones.

Santuario de la Virgen de la Fuensanta

Enclavado en un lugar privilegiado desde el que se domina la huerta y la ciudad, fue levantado entre 1694 u 1711, por iniciativa del Cabildo de la Catedral de Murcia. El templo, de estilo barroco y nave central con capillas laterales, contiene relieves y esculturas de González Moreno y pinturas y murales de Pedro Flores. En la portada, los bajorrelieves y figura central son obra de Jaime Bort, el mismo autor de la fachada principal de la Catedral de Murcia. En septiembre tiene lugar el traslado en romería de la patrona, desde la Catedral a su Santuario, en una jornada festiva que reúne a miles de murcianos en torno al Santuario, si bien es también un lugar muy visitado durante todo el año.

La Panocha

En las zonas altas de la sierra de la Cresta del Gallo existe una formación de paredes compactas para la esclada, conocida como la "Panocha" (523 m), un monticulo rocoso que ofrece toda las dificultades de la escalada clásica, lugar emblemático del montañismo murciano, cuna y escuela de escalada de los montañeros murcianos.