Menú

De la Batalla de las Flores a Murcia en Primavera

De la Batalla de las Flores a Murcia en Primavera

por | Arte y Cultura, Diversión, Familia | 0 comentarios

La Batalla de las Flores se celebró en la ciudad de Murcia por vez primera el 2 de abril del año 1899, en el paseo exterior a la Glorieta de España, siendo presidente de aquella primera comisión el Marqués de Rioflorido y formando parte de la organización los señores Fontes, Stárico y Peñafiel.

Esta fiesta, de origen madrileño, empezó con carruajes de lujo, pertenecientes a señores de la alta sociedad murciana los cuales debían de adornar perfectamente estos carros para desfilar por las calles de Murcia.

Murcia contaba por aquellos años de finales del siglo XIX con excelentes maestros floricultores y grandes artistas de carrozas. Los huertanos rebosantes de flores suministrarían el material necesario para engalanar los carruajes de esta fiesta, que en sus primeras ediciones también se apoyó en maestros valencianos, lo que provocó una fuerte rivalidad durante mucho tiempo.

La Batalla de las Flores nació como un evento repleto de buen gusto , siendo denominada entonces como una fiesta culta y elegante que durante los tres primeros años se celebraba la tarde del Domingo de Resurrección.

El año 1902 marcó un cambio de fecha en la denominada Batalla de las Flores ya que se trasladó a la tarde del Martes de Pascua, alternándose durante varias décadas con el lunes de esa misma semana.

Durante los años 20, los acontecimientos que se celebraban en este periodo de tiempo, mes de marzo hacia abril, estaban considerados como fiestas de abril. De esta forma y debido a que durante determinados años las fiestas podrían celebrarse en marzo, el mes no coincidía con la festividad por lo que a partir de 1921 se decidió nombrar como Fiestas de Primavera a todos los eventos enmarcados en este tiempo.

Así y tras los eventos producidos en tiempo de Guerra Civil española, la festividad de la flores se traslado a las horas atardecidas del Martes de Pascua, manteniéndose hasta 1973, año en el que los tres eventos creados durante el siglo XIX: Bando de la Huerta, Batalla de las Flores y Entierro de la Sardina pasan a celebrarse los martes, jueves y sábado.

En el año 1945 las fiestas presentaron una notable novedad ya que la organización de la Batalla de las Flores y el Bando de la Huerta pasó de manos particulares a la Comisión Municipal de Festejos dirigida por el Ayuntamiento.

Los problemas económicos con el paso de los años debilitaron esta fiesta. Así, el año 1977 marcó la desaparición de esta fiesta enmarcada en la primavera en la que la flor, el olor a azahar, la ilusión de los ciudadanos y la belleza de sus carrozas adornaban y pintaban un bonito paisaje de nuestra antigua Murcia.

La Batalla de las Flores fue una fiesta que se celebró en un recinto cerrado, al que solamente podían acceder las personas con entrada y los carruajes que iban a formar parte del desfile. Estos carruajes, coches y carrozas se reunían siempre en el lugar indicado antes de su salida para tener una perfecta organización.

 La Batalla de las Flores giró en torno a dos ideas principales: competitividad entre los participantes luchando por la mejor carroza artística en diseño y confección y la transmisión de alegría del carnaval mediante la sublime idea de batalla a través de flores, confeti o serpentín.

Una fiesta celebrada con el paso del tiempo desde su andadura durante los años 1899 hasta 1977 en multitud de espacios de la ciudad de Murcia, como la Glorieta de España, el Parque de Ruiz Hidalgo, Gran Vía, Alfonso X El Sabio o el Jardín Botánico.

De igual forma las carrozas de este periodo fueron realizadas por pintores, escultores, escenógrafos y maestros del cartón encargados de la confección de juguetes. Mas de ochenta profesionales trabajaron durante este tiempo para dar vida a una fiesta repleta de aroma y fantasía: Julián Alcaraz Barceló, Manuel Ardil Robles, José Atiénzar, Clemente Cantos, Carrión o Luis Garay, entre otros.

Así y tras el paso del tiempo y de varios intentos por su recuperación la tarde del miércoles 15 de abril del año 1998, miles de flores fueron repartidas en la Glorieta en el nuevo desfile denominado Murcia en Primavera donde el cortejo terminó tras haber recorrido las principales calles de la ciudad. Nueve fueron las carrozas adornadas para ese día acompañados de numerosos coches de caballos.

Miles de claveles, gerberas, lirios, tulipanes o gladiolos formaban los arreglos florales de las carrozas de este desfile Murcia en Primavera, que en la actualidad proporcionan diversas empresas de floristas debido a la importancia que tienen las flores en la Región de Murcia.

Desfile florido celebrado en las Fiestas de Primavera de Murcia en el que participan carrozas alegóricas a los festejos tradicionales de nuestras fiestas, así como otros temas, todas ellas decoradas con flores naturales, teniendo como objeto exaltar la incomparable primavera murciana.

Para no perderse esta bonito y colorido desfiles, existen algunos puntos de la ciudad en los que además podrás degustar exquisitas tapas o pasteles de carne, como son: plaza Santo Domingo, calle Alejandro Seiquer, Plaza Cetina, Isidoro de la Cierva, Plaza de los Apóstoles, Cardenal Belluga, Glorieta de España, Puente Viejo, Alameda de Colón.

El desfile se forma en la plaza de Floridablanca y termina en Alfonso X el Sabio).

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

    Categorías

    Disfruta Murcia

    Pin It on Pinterest

    Share This